La basura electrónica: el problema del mundo moderno

El aumento de la fabricación de aparatos electrónicos ha contribuido a la formación de una nueva clase de desecho cuya acumulación se convierte en la llamada basura electrónica (e-waste).  Esta denominación abarca a todo aparato cuyo funcionamiento requiera el uso de algún tipo de energía eléctrica.  Cada día en el mundo se fabrican miles de artefactos que facilitan la vida por la gran diversidad de aplicaciones que tienen.

El problema se presenta por la proliferación de aparatos electrónicos que son desechados, bien por su obsolescencia o por su deterioro, que requiere su desincorporación  de la función que cumple y se convierte en basura electrónica con propiedades contaminantes debido a sus componentes de materiales tóxicos.  Es importante destacar que los dispositivos electrónicos en funcionamiento y con buen mantenimiento no causan daño y no son considerados como basura.

La contaminación causada por los desechos electrónicos perjudica al ser humano, contienen tres elementos que afectan la salud: el cromo, es cancerígeno; el cadmio, daña los huesos y los riñones; y el mercurio, es nocivo para el sistema nervioso y el cerebro.  El concepto de  basura electrónica está relacionado con  los residuos desfasados de computadoras, impresoras, cartuchos de tinta, monitores, equipos de fax, televisores, equipos de sonido, equipos de video, teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos.

Esta basura es tóxica, contiene sustancia química degradante y metales como: aluminio, acero, cobre, hierro, plata y oro.  El  uso de esos tóxicos, impiden que los desechos sean  debidamente reciclados o desechados de forma segura. Cuando este material no es adecuadamente tratado, se mezcla con la naturaleza y la contamina.

Miles de artículos electrónicos son tirados en basureros con el riesgo de contaminar el ambiente.  Se debe informar al usuario que este tipo de basura no se debe mezclar con la basura doméstica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *